Todo sobre el blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es el tratamiento mediante el cuál se eliminan las minúsuclas manchas impregnadas en tus dientes, recuperando el color natural de tus dientes. En el mercado existen múltiples blanqueadores dentales. Nosotros te contamos todo lo que necesitas saber.

Blanqueamiento Dental

Los genes, el tabaco, la falta de higiene bucal, el café o el paso del tiempo pueden provocar que nuestros dientes se vuelvan amarillos o se manchen. Para muchas personas esto puede resultar antiestético e incluso ser motivo de preocupación. Por suerte, existen en el mercado diferentes tratamientos blanqueadores dentales para recuperar la seguridad en nuestra sonrisa.

Sin embargo, ¿son todos ellos igual de eficaces? ¿Siempre es necesario hacerse el tratamiento en un centro odontológico? En esta guía repasaremos los principales métodos de blanqueamiento dental en casa y veremos si existen diferencias entre ellos y si su efectividad es la misma que la que ofrecen los dentistas.

Aunque parece que si uno quiere blanquear sus dientes es necesario pasar por la consulta del odontólogo. Lo cierto es que existen muchos productos y remedios que podemos usar para ese fin y en la comodidad de nuestra casa. Los más populares que se pueden encontrar en el mercado son los kits blanqueadores profesionales con luz led, los productos de farmacia y las pastas dentífricas con agentes blanqueantes.

Escoge la mejor opción para blanquear tus dientes

El kit blanqueador profesional es la solución que ofrece una efectividad más alta, similar a la de los tratamientos médicos. Su precio está entre los 50 € y los 99 €. Están formados por un gel blanqueador, que es el que se aplicará sobre los dientes gracias a unas férulas que van incluidas y una pequeña lámpara de luz LED.

A un precio más bajo están los productos de farmacia, entre los 20 € y los 45 €, con una efectividad media-baja. El problema está en que hay una gran variedad de marcas y métodos de aplicación por lo que es difícil saber por cuál decidirse. Y muchas veces cuando se opta al fin por uno, quizá no es el adecuado y tenemos que invertir mucho dinero hasta encontrar el que nos funcionan mejor.

Además, muchos farmacéuticos no tienen formación sobre este tema en concreto ni tampoco los conocimientos necesarios para aconsejar sobre aquellos productos que mejor blanquean los dientes. Por esta razón, acaban recomendando y vendiendo aquellos productos que les proponen las grandes marcas de parafarmacia. Así que lo recomendable es pedir a la farmacia de si disponen de un tratamiento blanqueador profesional como los que utilizan los dentistas.

Por último, se encuentran las pastas de dientes blanqueantes. La ventaja es que su precio es muy asequible, de 1€ a 6€, pero su efectividad es muy baja. De hecho, en realidad, no son blanqueadores dentales sino que solo sirven para mantener los dientes blancos después de haberlos sometido a un tratamiento de blanqueado. Lo único que conseguiremos, con suerte, es que nuestros dientes brillen y esto dé la sensación que están más limpios. Pero la realidad es que no consiguen devolver el blanco a nuestra sonrisa

Además, un reciente estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) desaconseja la aplicación de estas pastas de dientes blanqueantes y certifica su ineficacia. A través del análisis de 13 marcas se observó que todas ellas cambiaron muy poco o nada el color de los dientes de los voluntarios del estudio, por tanto, no deberían llamarse blanqueantes porque no cumplen dicha función.

Para concluirlo se probó cada pasta de dientes durante 1 mes y se analizó si se producían cambios de tono durante esos días, y lo único que se consiguió es que solo 10 de los 30 voluntarios apreciaran una mejoría de 1 o 2 tonos.

Por tanto, la opción más recomendable y con resultados similares a los que se podrían obtener en un tratamiento odontológico son los kits profesionales como el de Smile Republic, ya que son los únicos avalados por estudios clínicos y que tienen una alta eficacia. En concreto, se pueden conseguir unos dientes hasta 8 tonos más blancos en tan solo 9 sesiones y los dentistas que realizan tratamientos blanqueadores dentales utilizan este tipo de productos. Además, el kit de Smile Republic está formulado con ingredientes naturales, no daña el esmalte y fortalece las encías.

Así que para lograr los mismos resultados que los blanqueamientos dentales médicos hay que escoger los productos adecuados que nos permitan lucir la mejor de las sonrisas

¿Es seguro realizarse un blanqueamiento dental?

Si aún no te has decidido sobre qué producto utilizar para hacerte tu blanqueamiento dental casero, ten en cuenta que dependiendo del que escojas no solo la efectividad se puede ver afectada sino también tu salud. En 2012, la Unión Europea introdujo una nueva normativa para los blanqueamientos dentales incorporando cambios destacables que garantizaran su seguridad en el mercado.

Los productos que llevan de un 0,1 % a 1 % de peróxidos la UE no aconseja ingerirlos porque se puede dañar la faringe, además determina que no se pueden emplear en niños ni tampoco usarlos más de un mes seguido. Mientras que los productos que tengan de 1 % al 6 % de peróxidos solo pueden ser aplicados y distribuidos por odontólogos y estomatólogos.

Els caso es que muchos de los productos que se utilizan para blanquear los dientes llevan peróxido de hidrógeno y peróxido de carbamida, y el poder del blanqueador depende en buena parte de la cantidad de peróxidos que contengan. Aunque su nombre puede que no te suene, lo cierto es que el peróxido de hidrógeno es agua oxigenada, y es un producto muy utilizado para el blanqueo de papel, productos textiles y desinfección de lentes de contacto.

Por otro lado, el peróxido de carbamida está compuesto por peróxido de hidrógeno y urea, y es muy utilizado en cosmética, como decolorante en productos dentales, productos para el pelo, enjuagues bucales, como protección contra la placa dental y para evitar la inflamación de las encías.

Riesgos del peróxido de hidrógeno

  • Si ingerimos una dosis elevada de peróxido de hidrógeno puede tener consecuencias mortales.
  • Para que no resulte irritante para nuestras encías debemos aplicarlo en soluciones muy diluidas, de lo contrario podría causar irritaciones en la boca, estómago e intestinos.
  • Al estar expuestos a niveles elevados y repetidos de peróxido de hidrógeno podemos sufrir efectos nocivos en la sangre y en algunos órganos.
  • Someterse a tratamientos en los que se utiliza peróxido de hidrógeno puede provocar irritación en las encías y sensibilidad dental.

3 beneficios de blanquearse los dientes

A estas alturas lo más probable es que ya no te quede ninguna duda de que los kits profesionales del blanqueamiento dental y los tratamientos odontológicos son las opciones más acertadas en cuanto a efectividad y para prevenir efectos adversos a la hora de devolver el brillo a tus dientes. Pero, ¿por cuál de las dos decidirse?

Aquí entran en juego muchos factores dependiendo sobre todo de tu motivación, recursos y tiempo. Pero si ninguno de ellos te sobra y quieres una alternativa cómoda y adecuada a tu ritmo de vida, te damos 3 poderosas razones por las que blanquearte los dientes en casa es la opción ganadora

  • Evitar los desplazamientos. Para poder hacerte tu tratamiento blanqueador odontológico tendrás que moverte hasta la consulta de tu médico. Quizá eso no es un problema si vives cerca del centro, pero en caso que no, deberás contar el tiempo y el dinero invertido en las diversas visitas que tendrás que hacer antes y durante el tratamiento. Ten en cuenta que será necesario que te traslades al centro odontológico para que te tomen referencias y medidas de tus dientes para poder preparar las férulas, en las que colocarán el producto blanqueador que tendrás que llevar varias semanas. Además, deberás realizar visitas de forma periódica a la clínica para que un profesional supervise la evolución del tratamiento. Es un proceso que puede durar entre 3 y 4 semanas. En cambio con el kit blanqueador profesional puedes iniciar el tratamiento cuando y donde quieras, sin tener que desplazarte a la consulta del médico, sin visitas de control y desde la tranquilidad de tu hogar
  • Precio más asequible. Los tratamientos odontológicos para lucir de nuevo una bonita sonrisa son costosos y puede que sea un gasto que ahora mismo no puedas asumir. Por el contrario, los kits profesionales tienen precios ajustados a todos los bolsillos, con un coste no superior a los 100 € y que te asegura la misma eficacia que el tratamiento ofrecido por tu dentista.
  • Posibilidad de hacerlo con frecuencia. Por la cantidad de peróxido de hidrógeno que utilizan los blanqueamientos dentales de los dentistas no se recomienda realizarlos con frecuencia, ya que podríamos poner en riesgo nuestra salud. De esta manera, si no estamos satisfechos con el resultado de nuestro blanqueamiento tendremos que esperarnos antes de iniciar un segundo intento y seguir el control del odontólogo. Sin embargo, los kits profesionales no tienen límite de uso y los puedes aplicar tantas veces como quieras hasta conseguir los resultados deseados.

Como ves blanquearse los dientes puede ser una algo sencillo de elegir, porque siempre queremos vernos y sentirnos mejor. No obstante, es una decisión que no se puede tomar a la ligera ya que no todos los tratamientos son adecuados, ya sea por su efectividad pero también por los riesgos y efectos nocivos que pueden tener en nuestra salud. ¡Haz una buena elección y vuelve a inspirar con tu sonrisa.